El presidente de la república, el Dr. Gabriel García Moreno, que en 1862 trajo a la comunidad de las Bethlemitas, para que “eduquen católicamente” a la niñez ecuatoriana, fue también quien, pocos años después, trajera a los Hermanos Cristianos, con sus sotanas negras y sus gorgueras blancas, para que cumplan igual finalidad con los hombres de nuestro país.

El 18 de febrero de 1869, el gobernador de la provincia Dr. Felipe Sarrade, comunica que dos días después, es decir el 20, tendrá lugar la instalación de la escuela primaria de niños en el Colegio de San Vicente, bajo la dirección de los Hermanos de las Escuelas Cristianas. La actividad desarrollada por los Hermanos Cristianos en Latacunga y otras ciudades del Ecuador, elevó el nivel de la educación primaria y la hizo caminar, según Eduardo Muñoz Borrero, “por andariveles de progreso y seriedad” al punto que otros países, pedían informes al Ecuador sobre este aspecto.

En Enero el Distrito Educativo Latacunga AUTORIZA y ACTUALIZA la creación y funcionamiento de la Unidad Educativa San José “La Salle” de sostenimiento particular, misma que ha venido funcionando en jornada matutina y vespertina hasta la presente fecha.

  • Educación para la vida

    La doctrina espiritual de San Juan Bautista de la Salle y los fundamentos de la pedagogía holística y conceptual priman en los agentes educativos al promover el apoyo a los estudiantes con dificultades tanto actitudinales como aptitudinales, buscando así que la persona genere conocimientos y valores que orienten su vida.

  • Calidad y calidez

    El proceso educativo en concordancia con lo dispuesto desde las instancias gubernamentales define y acompaña los pasos de los integrantes de la comunidad educativa desde el instinto hacia el amor, desde el conocimiento sensible hacia la inteligencia y desde el determinismo hacia la libertad.

  • Educación en valores

    La educación lasallista exalta la inteligencia y los valores del hombre; cree en su futuro; promueve la alegría y la vitalidad y favorece el crecimiento y la participación de la comunidad educativa con un espíritu cristiano personalizador.

  • Equidad e inclusión

    La institución lasallista promueve la inclusión educativa sin restricción de género, etnia, condición social, credo y capacidades diferentes.

  • Resolución de conflictos

    El dinamismo del proceso educativo depende de la interacción coordinada de sus elementos y de la capacidad dialogal de sus responsables para construir en comunión y participación una comunidad educativa inclusiva.

  • Educación para el cambio

    En el desempeño de su ministerio educativo los educadores lasallistas disciernen con criterio evangélico de los valores de la cultura local, las aspiraciones profundas de cada ambiente, los signos y llamadas del espíritu; analizan las raíces de la pobreza la injusticia y de la violencia y se evangelizan entre sí, para promover el desarrollo de la sociedad.

  • Corresponsabilidad

    La toma de decisiones es una corresponsabilidad de toda la comunidad educativa en concordancia con la legislación educativa vigente.

  • Integralidad

    Otorga prioridad a la formación integral del estudiante, pues de esta manera se puede contribuir eficazmente a la transformación de la sociedad.

  • Libertad

    La acción concertada y libre de los agentes educativos crea un ambiente institucional propicio y facilitador del éxito del proceso formativo.

  • Educación para la democracia

    Aspira a ser una fuerza viva, capaz de contribuir a la orientación de nuestra sociedad. Se muestra atenta a las necesidades de la sociedad en la que son indispensables muchos cambios para instaurar en ella una mayor justicia y lograr la paz.

Colors Template Settings
Select color sample for all params
blueblue-skygreenorangepinkpurple
Select Layout